PIENSO LUEGO RECITO


EL FARO







Desde la antigüedad, los hombres tuvieron la necesidad de sentirse seguros, navegando en la oscuridad de sus vidas; crearon los faros. Buscaban el camino para arribar a un puerto seguro. La torre de Hércules alumbró durante siglos a los marinos en la noche oscura. Pero no voy a hablar de ese tipo de faros. 

Yo llegué a las 10:00 horas, para mí era la noche oscura. Mi soledad no me dejaba pensar con claridad. Un pequeño faro, pero que con gran luz ilumina mi vida. Leí un rótulo que decía: "CASCO". Entré y le conté a un Ángel que estaba en el mostrador. Se llamaba Eva. Tenía una sonrisa que irradiaba respeto, calor humano. Se preocuparon por mí, sin pedir nada. Solo me dieron lo que necesitaba: un buen desayuno, una ducha, me dieron ropa que me hizo sentir una sensación de limpieza que todo ser humano necesita. Mónica, Begoña e Iván, unos jóvenes que hacen un trabajo tan necesario entre un colectivo que muchas veces es olvidado. Ellos luchan, sí, luchan, día a día, desconectando de su vida privada a la que todo ser humano tiene derecho. Pues este grupo de personas lo logran y esto es tremendamente difícil. Esto merece un reconocimiento social que por desgracia se olvida y para los que somos usuarios de CASCO, debería conducirnos a hacer una profunda catarsis personal y a hacernos valorar y sobretodo respetar el trabajo que cada persona realiza en este lugar. 

Había olvidado una palabra que nos parece fuera de época: la DEDICACIÓN a los demás, el AMOR. Ver a Eva, Mónica, Begoña cuando asisten a personas que, por sí mismas no pueden, me trajo un recuerdo olvidado. La tremenda dedicación y amor por los "otros" más necesitados. Como hacía Teresa de Calcuta. 

Iván; un joven dinámico implicado en sus funciones, asesorando y acompañando a gestionar distintos () que son necesarios para presentar en distintas administraciones. 
CASCO es una organismo que en A Coruña ayuda a los afectados por una enfermedad. Y no solo ayudan, sino que logran que esta enfermedad no aumente. La sensibilización que logran entre enfermos y el resto de la sociedad. Ver este problema con la normalización humana con la que se debe tratar esto. 

Pero además de todo esto, tiene un apoyo a los que estamos entre las personas en riesgo de exclusión social. Por eso el equipo que conozco en CASCO merece un respeto y admiración; y las distintas administraciones y toda la sociedad deberían pensar en el trabajo que realiza para el bien común.

Gracias por todo, CASCO. 

                                                                                                                            Autor: Suso L.




B. PIENSA .....


La vida no consiste en vivir ni matar segundos
al final, estás dejando lo que es más importante:
lo que te apasiona
los sueños ...



 MI PEQUEÑA ESTRELLA



En el cielo se ha puesto una estrella
Que de repente comenzó a resplandecer
Fue el día más feliz de mi vida
Ya que mi hija acababa de nacer.
La cogí en mis brazos temblorosos
Y un beso en la frente le dí
Al mismo tiempo qué le decía
Nunca me separaré de ti
Pero un día, sin pensarlo
Cometí algunos errores que yo ahora estoy pagando
Te pido, hija mía, que me perdones
Aquí desde una ventana con rejas
Veo la torre de Hércules alumbrando
Y para mí es como un mensaje tuyo, diciéndome:
Siempre te estaré esperando.
Por eso,  todas las noches duermo mirando fijamente hacia las estrellas
Y así consigo quedarme dormido,

Pues se qué mi hija es una de ellas

Poema: Joe  Fotografía: Jeff Berkers (internet)




EL VIAJE



Cuando tu camino arranca
Paso a paso, canta o baila
Todo comienza, todo anda
A cada metro todo cambia
Cuando al alejarte atrás miras
Te das cuenta que la distancia
Pone en su sitio las cosas
Antes aquí, ahora allá
Estás pisando el horizonte
Otro trecho queda aún
Para llegar a tu sitio
Otro trecho todavía
Hasta la casa tardía
Al  llegar reflexionarás
Así cuenta te darás
Entre todo lo demás
De lo lejos que has llegado
De todo el trecho andado
Tanto tiempo atravesando
Paso a paso , caminando
                    
                          Jacobo XIII poema y dibujo



EL COMITÉ


Hay virgencita de mi amor verdadero
no sabría vivir sin lo que aquí nos ofrecen,
porque del primero al último del Comité
todos ellos son buena gente.

En primer lugar, conocí a una persona,
la cual tiene de nombre Rene,
hasta me vino varias veces a visitarme 
y la verdad es que no tenía porqué.

Luego esta la segunda amiga, por supuesto,
que Begoña se hace llamar,
ella me ayuda en todo lo que necesito
y eso yo nunca se lo podré pagar.

Y tampoco podre decir nada de malo
de otra amiga que se llama Lucía,
que aparte de ser una chica muy guapa
ella si que es una buena tía.

Luego esta líder que se llama Iván,
que se encarga de arreglarte cualquier problema,
y aunque hay gente que dice que es muy estricto,
la verdad es que no hace nada ilícito.

Por eso habría que ayudar algo más
a esta gente, que trabajan como esclavos,
están siempre sirviendo los cafés a toda la gente,
y lo cierto es que no cobran ni un pavo.

No sé si me olvido de algunas personas,
ya que ellos lo hacen de corazón
porque te ofrecen todo lo que tienen,
y lo hacen de verdad, con todo su amor.
                                                                                   Yoe


                                                                 



2 comentarios: